art1
La recuperación y planificación en tu entrenamiento
17 octubre, 2014
Ayurveda: Hindu Essence Massage
19 noviembre, 2014
pes

En sentido estricto, todo alimento puede engordar al acompañarse de las calorías oportunas aunque, para que esto suceda, debe ser siempre en exceso sobre el general orgánico.
Para asimilar cualquier alimento, es decir, para ingerir, digerir, absorber, utilizar y desechar residuos, fisiológicamente el organismo gasta energía para tales procesos metabólicos y esta energía consumida es variable según el tipo de alimento, muy alta, hasta el 30% para las proteínas y mucho menor para las grasas o los hidratos de carbono que no llega al 3%. Esta acción se conoce como Efecto Térmico Alimentario ( ETA).

En resumen: Ni hay alimentos adelgazantes ni alimentos que engorden, todo depende, conjuntamente, de la proporción, de la calidad y de la cantidad de los mismos.

¿Qué diferencia hay entre alergia alimentaria e intolerancia alimentaria?

Las reacciones adversas a los alimentos se confunden frecuentemente con las alergias alimentarias. En muchos casos, dichas reacciones se deben a algún otro factor – quizás una intoxicación alimentaria, una aversión psicológica a un alimento, o una intolerancia a un ingrediente de un alimento.

La alergia alimentaria es una forma específica de intolerancia a un alimento o uno de sus componentes, que activa el sistema inmunológico. Un alergeno (proteína del alimento causante, que en la mayoría de la gente no produce reacciones adversas) provoca una serie de reacciones en cadena en el sistema inmunológico, entre ellas la producción de anticuerpos. Dichos anticuerpos provocan la segregación de sustancias químicas, como la histamina, que produce varios síntomas, como picor, moqueo, tos o trastornos respiratorios. Frecuentemente, las alergias a los alimentos o a sus componentes se heredan, y normalmente se identifican en los primeros años de vida.

La intolerancia alimentaria afecta al metabolismo, pero no al sistema inmunológico del cuerpo. Un buen ejemplo es la intolerancia a la lactosa, que se da en ciertas personas por la carencia de una enzima digestiva llamada lactasa, que descompone el azúcar de la leche.

¿Cómo puedo conocer cuál es mi peso ideal?

Existen diferentes fórmulas para saberlo. Generalmente se usan varias de ellas para tener un criterio lo más cercano posible a la realidad individual y además se valoran otra serie de factores como son el número de hijos, las enfermedades padecidas, los medicamentos que toma o tomó y la cifra mínima de peso que ha tenido en su vida, en situación de adulto normal o en los alrededores de la adolescencia.

Con todos estos datos y los antropométricos podemos estimar, con bastante acierto, su peso ideal.

Un ejemplo:
Indice de Masa Corporal

I.M.C = Peso (kg) Talla (m2)

Estos rangos son aplicables a personas adultas. El IMC no es aplicable en niños, atletas y embarazadas.

1. Un valor por debajo de 18,5 (delgadez) indica un peso insuficiente, por lo que se está expuesto a peligrosas carencias nutricionales que pueden perjudicar el correcto funcionamiento del organismo.

2. El valor óptimo se encuentra entre 20 y 25 (saludable). Con este resultado se recomienda vigilar el peso y mantener una dieta adecuada para evitar avanzar hacia el sobrepeso.

3. Entre 25 y 30 (sobrepeso) el valor indica una situación de exceso de peso sin llegar a la obesidad.

4. Un valor mayor de 30 (obesidad) sitúa al individuo en una zona de riesgo en la que pueden aparecer problemas de salud.

Alejandro Sánchez Echeverría (Nutricionista de nuestro centro Sport Club Reserva del Higuerón)